domingo, 12 de febrero de 2017

Cómo crear libros digitales. Juan Carlos López García, EDUTEKA, 2016


Con el rápido crecimiento del acceso a dispositivos móviles, los contenidos digitales se están convirtiendo en alternativa real para que docentes y estudiantes creen libros digitales con materiales de estudio, propios o de terceros. Este documento reseña, paso a paso, la manera en que estos libros digitales pueden crearse utilizando la herramienta BackTypo. Examina además, otras opciones para elaborarlos.
Autor: Juan Carlos López García | Publicado: 2016-08-05

Dado el rápido crecimiento de docentes y estudiantes con acceso a dispositivos móviles (computadores portátiles, tabletas, lectores de libros digitales o teléfonos inteligentes), los contenidos digitales se están convirtiendo en una alternativa real para acceder a materiales de estudio. Esta nueva realidad ofrece a los docentes la oportunidad de crear contenidos digitales propios para enriquecer con ellos sus ambientes de aprendizaje. En esta ocasión nos referiremos concretamente, a la elaboración de libros digitales que contengan materiales de estudio provenientes de terceros [1] o desarrollados por el mismo profesorado.
Para lograrlo, se requiere que los docentes digitalicen sus apuntes de clase o sus extractos de libros para empaquetarlos en un solo volumen que puedan distribuir entre sus estudiantes. También se puede incluir en dicho documento materiales que los docentes han encontrado en Internet, recopilado y que consideran pertinentes para apoyar diversos temas de las asignaturas que tienen a su cargo. Usar las herramientas para elaborar libros digitales de esta manera, se enmarca en la categoría “Sustituir” del Modelo SAMR, pues permite reemplazar, con el uso de las TIC, los libros de texto impresos y las fotocopias de documentos y capítulos de diferentes libros. Adicionalmente, constituye una buena oportunidad para que los estudiantes se den cuenta de que ellos también pueden elaborar sus propios libros digitales.
Poner en manos de los estudiantes contenidos en forma de libros digitales tiene muchas ventajas. Pues estos permiten a los estudiantes [2]:
  • Resaltar partes del texto, marcar páginas o escribir notas con observaciones o ideas inspiradas por la lectura que se está realizando. Luego, esos resaltados, notas y marcadores pueden gestionarse, esto es, almacenarse en un sitio, clasificarse, generar imágenes a partir de ellos, imprimirse, compartirse,  con una herramienta como Kuote  Una investigación llevada a cabo por Larson (2009, 2010) mostró que utilizar la función “añadir notas” para formular observaciones y preguntas personales, sobre lo que se lee, es valiosa para demostrar la reflexión que debe acompañar cualquier lectura significativa [3].
  • Ahorrar tiempo cuando se buscan palabras dentro del texto; esta búsqueda es una forma efectiva de emular el índice analítico de los libros impresos.
  • Consultar el significado de palabras. Con solo dejar presionada una palabra, se puede ver su significado en el diccionario de la Real Academia Española o en Wikipedia (esto último, si en el dispositivo móvil se tiene acceso a una conexión WiFi).
  • Aumentar o disminuir el tamaño de la letra para adaptar el texto a diferentes condiciones visuales.
  • Escuchar la lectura de un texto. Algunas aplicaciones como Kindle de Amazon incluyen la opción “Texto a Voz” (especialmente útil para estudiantes con necesidades educativas especiales, para estudiantes con inteligencia auditiva desarrollada o para ayudar a mejorar la pronunciación de un idioma extranjero).
  • Disminuir peso y volumen a sus maletines.
  • Leer documentos, artículos o ensayos sin tener que imprimirlos o fotocopiarlos. Por lo regular, éstos después de leídos, van a parar a la papelera.

FUENTE: eduteka

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...